EL TIEMPO QUE VIVIMOS

Sentimos la necesidad de incorporar a este espacio la reflexión de diversos autores sobre una situación que afecta de diversas maneras al conjunto de los seres humanos.

Nos habíamos acostumbrado a vivir bajo la protección de las instituciones por la que las personas hemos construído nuestra identidad proyectos y sueños con alta predicibilidad,tanto del orden público como privado tales como Estado Nación, trabajo, justicia, familia, educación, salud, recreación y otras en las que hoy cuesta reconocerse.

Los avances en la ciencia y su aplicación tecnológica nos han arrojado a un tiempo, que algunos autores reconocen como “globalización” o “mundialización”, en el que nada ni nadie queda al margen.

Intentar comprenderlo, abrir interrogantes, sostener tensiones, desde un lugar que nos dice que, todo aquello producido por los seres humanos es pasible de ser modificado.
Poder mirar como oportunidad lo que algunos ven como fatalidad, confiando en que para superar la indiferencia es necesario asumirnos como protagonistas y no meros espectadores.

Ignacio Lewkowicz, (Historiador-Psicoanalista)
Pensar sin Estado (Paidós)

... Nada de lo que yo tengo, nada de lo que soy, ni nada de lo que pienso es mío.

... Ningún centro configura todo, todos los centros configuran algo.
... Nosotros no es un lugar al que se pertenece, es un espacio al que se ingresa para constituirlo.

... Algo esencial está cambiando esencialmente...sin embargo no es tan claro qué está cambiando y en que planos transcurre el cambio.

...Con qué estrategia de pensamiento podemos situar los cambios, aunque más no fuera para formular los problemas.

...Núcleos problemáticos:
Conversión del Estado-nación en técnico-administrativo.
Conversión simultánea de los ciudadanos en consumidores.

... Estamos ante el agotamiento práctico de un modelo de lazo social.

... El único soporte subjetivo del Estado ya no es el ciudadano. Aparece el consumidor.
...Los Estado-Nación ya no pueden funcionar como marco natural o apropiado para el desenvolvimiento del capitalismo, porque una nación era en principio la coincidencia de una identidad social más o menos laxa con una realidad de mercado interno nacional.

...Hoy, se constituyen “Macroestados” ( Mercosur-Nafta-CEE).

...La relación social ya no se establece entre ciudadanos que comparten una historia, sino entre consumidores que intercambian productos.

...Asistimos a una mutación del estatuto práctico del concepto de hombre-ahora determinado como consumidor- una mutación del estatuto práctico del lazo social y del estado.

...Habitamos también un trastocamiento general del concepto práctico de representación.

...No todos los biologicamente “homo sapiens” son socialmente hombres.

...Los pobres son extranjeros en este mundo de cosmopolitas y ser extranjero del mundo es caer fuera de la humanidad. Los no consumidores pierden la condición humana.

...Patologías del consumidor: anorexias- bulimias- adicciones- pánico.

...La caída de los Estados nacionales, la universalización de los mercados, induce un repliegue de las identidades sociales en guetos definidos por un rasgo: lógica de guerra entre guetos.

...En el agotamiento ficticio de la verdad del ciudadano, el consumidor aparece como nueva fuente de verdad y justicia.

...¿Adónde conduce esto?
Como historiador, la única respuesta decente es:
DEPENDE.

No hay comentarios: