El rosal y la luna



El rosal,


brotado en sangre,


espera la noche.


Sus prietos


racimos de rosas,


estallan en rojo.


Los troncos,


estremedicos de espinas,


se van elevando


hasta el borde del muro...


La dama de plata,


se oculta entre las nubes,


tímida, insinuante...


y el aire de primavera


inunda con su fragancia


el romance secreto


del rosal y la luna.



María del Rosario Lorenzo
Dedicado al viejo rosal de la Biblioteca Popular Diego Pombo
San Andrés -- Noviembre 2007

No hay comentarios: